El folklore surgió en el siglo XIX como disciplina conectada con las tesis del evolucionismo en la antropología social. Anticuarios, etnógrafos descriptivos y estudiosos de campos como la etnomusicología veían como inexorable el hecho de la desaparición de las tradiciones campesinas y demás manifestaciones culturales radicadas en el mundo rural, debido a la embestida de la modernidad. Los folkloristas extremeños del siglo XIX, junto con los procedentes del núcleo sevillano, fueron pioneros en España en la aplicación de metodologías propiamente etnográficas en la recopilación de datos, además de considerar lo producido por el pueblo como un elenco de saberes que iba más allá de las meras supervivencias de etapas antiguas en la historia de la humanidad. El folklorista Luis Romero y Espinosa, natural de Fregenal de La Sierra, es uno de los principales exponentes del folklore decimonónico.

SÁNCHEZ EXPÓSITO, Ismael, Luis Romero y Espinosa (1852-1891). Su obra en el desarrollo de la antropología en Extremadura y Andalucía, Mérida, Junta de Extremadura, 2017.