La Orquesta Joven de Extremadura (OJEX) es un proyecto pedagógico, puesto en marcha por la Junta de Extremadura, a través de la Fundación Orquesta de Extremadura. Su objetivo es ampliar la formación orquestal de los alumnos de música extremeños, preparándoles para su futuro profesional. La OJEX comenzó su camino, al igual que lo hiciera su hermana mayor la OEX, en la Basílica del Real Monasterio de Guadalupe como seña de identidad de los extremeños, el 26 de julio de  2004, bajo la batuta de su primer director titular, Miguel Romea Chicote. Su creación y actividad responde a una doble finalidad pedagógica y artística. Los componentes de la Orquesta Joven de Extremadura tienen una edad comprendida entre los 18 y los 25 años. En febrero de 2014 la OJEX recibe un nuevo impulso con la designación de Andrés Salado como su director titular y artístico.