Documental dirigido por José Camello Manzano

Ficha técnica

España 2008 55′
Dirección: José Camello Manzano
Productora: Libre Producciones

Sinopsis

En la novela de Vladimir Nabokov, Ada o el ardor, el personaje protagonista, Ada, le comenta a Van: ”Quizás pudiera enseñarle la copia de una naturaleza muerta, absolutamente, fantásticamente exquisita, obra de Juan de Labrador, de Extremadura: racimos de uva doradas y una extraña rosa sobre fondo negro”. Tras décadas de confusión acerca de este artista, al que se creía fruto de la imaginación de Nabokov, se conoció que tras el nombre de Juan Fernández, El Labrador se ocultaba uno de los artistas más enigmáticos y desconocidos del siglo XVII. De él sólo sabemos su nombre, que nació en la pequeña población altoextremeña de Jaraícejo, a unas leguas de Trujillo, y que desarrolló su actividad en Extremadura alrededor de 1630. Existe constancia de que el artista vivía en pleno campo, y que acudía a Madrid periódicamente con sus lienzos para venderlos a los coleccionistas más distinguidos de la Corte. Este estilo de vida rural fue lo que dio origen a su seudónimo “ El Labrador”, por el que era conocido entre sus contemporáneos. Lo más llamativo de sus obras es el detallismo con que plasma los objetos, que revelan el largo tiempo que pasa observando detenidamente cada detalle de naturalezas muertas. Además, existe una particularidad: la aparición de imágenes presurrealistas –una mosca posada en un racimo de uvas- que hablan tanto de un precursor como de una persona inconformista y un estilo de vanguardia. La figura del enigmático pintor, hombre coherente con su cuna humilde y genial artista llamado Juan de Labrador a través de la reconstrucción de su apasionante biografía, que recupera el eco del Siglo de Oro en aquella Extremadura campesina y moderna, en particular el de la perseverancia de la grandeza aún en el anonimato.