Desde 1995 la Junta de Extremadura abordó la recuperación y puesta en valor de la cueva de Maltravieso y su conjunto de arte rupestre. Parte de ese proyecto fue un estudio exhaustivo de las pinturas, elaborado por un equipo de la propia administración regional y de la UNED, que incluye un inventario actualizado de las pinturas paleolíticas. Autores: Sergio Ripoll López, Eduardo Ripoll Perello e Hipólito Collado Giraldo.