Esta pieza parte del confinamiento de las cinco hijas de Bernarda Alba como extensión de nuestra obra Genoma B.

Creada “ad hoc” para celebrar el Día Mundial de la Danza, parte del encierro físico , de la parálisis emocional y de cómo la danza va librando una batalla a la libertad con una voz muda, una mirada interna , meciendo nuestra alma.

FELIZ DÍA DE LA DANZA.

FELIZ POR SU LIBERTAD

Ángeles Vázquez

Directora de Cía Albadulake